La noche del mundo de Alejandro Modarelli

Mansalva

$ 380.00

Alejandro Modarelli susurra la belleza y el misterio: La noche del mundo. Al amparo de las sombras augustas de Lemebel o Perlongher pero, también, calentándose en el sol de su propia intemperie, este libro sorprende, excita y enamora. El deseo (su riesgosa peripecia, su melancólica alegría) es ley, condena, liberación y fracaso, todo junto. Y la literatura es… Es pura felicidad. No resisto la tentación de citar una frase célebre (por su autor y por su destinatario): “¿Cómo se puede escribir tan bien?” Literatura y felicidad. Felicidad de escribir la tristeza. Me detengo en “El mantra final de la Marie Roxette”, mi texto favorito. Pero no, me desdigo, no puedo decir que es mi texto “favorito” porque sería injusto con el resto del libro. De todos modos, este texto me sirve como pretexto para compartir con los lectores el corazón de esta locura: las topadoras en la aldea gay, la épica de lo menor, la batalla perdida de antemano, la desolada Resistencia. “El mantra final de Marie Roxette” me sirve como pretexto para darle la palabra a su autor: “Una carne groseramente comprometida”; “Un camino afiebrado con perlas enchastradas de pasión”; “Aquella ruta diaria y sidada de algunos aldeanos hacia los desechos vip de los barrios del norte porteño se volvía en esas noches cartoneras un cortejo fúnebre hacia sus propios féretros”. Todo dicho. Este libro no promete otra cosa que lo infernal de lo posible: estilo, lujo, humillación y peligro. Modarelli no retrocede.