El asedio animal de Vanessa Londonño

Almadía

$ 209.00

En Hukuméiji, poblado ubicado al norte de Colombia, cerca del río Don Diego y el mar Caribe, los personajes de las cuatro historias que integran esta novela son despojados de partes de su cuerpo —la lengua, las manos, las piernas, los ojos—, padecen la muerte de sus seres queridos, e incluso les han arrebatado la tierra o el cultivo; es decir, sufren la mutilación de distintas partes que los integran. Incluso la naturaleza –presente en los relatos a través de la selva, las plantas, los cultivos o las lluvias torrenciales– vincula los cuerpos humanos con el territorio: la violencia se ejecuta sobre los cuerpos y la tierra de forma análoga. Así, el cuerpo se vuelve un sistema para explicar la pérdida, de modo que la autora logra una escritura que encarna, por medio de la palabra, el dolor y los estragos de la violencia que ejerce el poder en cualquier parte del mundo.